Return to mobile version

Wish Blog

Apr 22, 2020

Foco Voluntario: Rosa y Blanca Cortes

Rosa and Blanca
Antes de que Rosa y Blanca Cortes, hermanas que viven en el condado de Solano, se convirtieran en voluntarias con Make-A-Wish, presenciaron la magia de un deseo de primera mano.

"Nuestro hermano pequeño, Elias, tuvo su deseo de ir a Disneylandia en 2000 antes de que falleciera", explica Rosa. "Viendo de primera mano lo impactante y especial que puede ser una experiencia de deseo nos inspiró a devolver".

Desde que se convirtieron en otorgantes de deseos en 2012, las hermanas ya han ayudado a otorgar 18 deseos increíbles y esperan otorgar muchos más en los próximos años.

Rosa y Blanca recuerdan vívidamente el primer deseo que ayudaron a otorgar: Jeffrey, de 3 años, que deseaba ir a Disneylandia para conocer a los personajes de su película favorita, Cars. "Era muy tímido al principio durante su entrevista de deseo", dice Blanca, "pero tan pronto que su madre mencionó a Cars, su rostro se iluminó de emoción y siguió y siguió hablando de eso". ¡No había duda de que eligió el deseo correcto!

Rosa and Blanca Cortes with brother EliasCuando la familia de Jeffrey envió fotos de sus vacaciones en Disney, y Rosa y Blanca vieron la radiante sonrisa en su rostro, estaban seguras de que conceder deseos era para ellas. "Al ver lo feliz que estaba, nos recordó por qué decidimos convertirnos en otorgantes de deseos", explica Rosa.

Las hermanas han tenido la oportunidad de participar en experiencias de deseos realmente increíbles a lo largo de los años. Juan, de 17 años, tuvo su deseo de una computadora para juegos, completa con todos los accesorios, realizado de la manera más épica posible. Sony dio un paso adelante para adoptar su deseo, brindándole a su familia un sorprendente recorrido detrás de escena de la oficina central de Sony/PlayStation y brindándole todo lo que necesitaba para la configuración perfecta de juegos. "Este deseo termino siendo más allá de sus sueños", dice Blanca.

En otra asignación de deseos, Rosa y Blanca ayudaron a que la juerga de compras de Leslie, de 13 años, se hiciera realidad. "Le gustaba el maquillaje y la moda, pero debido a que sus gastos médicos eran altos, no tenía mucho maquillaje para ser creativa", recuerda Rosa. En la parte superior de su lista de compras estaba Sephora, donde el personal hizo todo lo posible para que la experiencia fuera especial. "Tenían una linda estación de maquillaje preparada para ella cuando llegó", dice Rosa, "y le dieron un cambio de imagen completo con una manicura".

Luego, Leslie fue a Macy's para una experiencia de compra VIP, que incluyó un probador completo adornado con trajes seleccionados a mano especialmente para ella. "Leslie realmente disfruto la experiencia VIP y ser tratada como realeza por sus tiendas favoritas", dice Rosa. "Fue lindo ver su rostro iluminarse y ver el verdadero impacto que un deseo puede tener".

Rosa y Blanca dicen que ser voluntario con Make-A-Wish es increíblemente gratificante. "Es increíble ver lo felices y emocionados que se sienten los niños y sus familias durante todo el proceso de los deseos", dice Blanca. "Es muy gratificante poder dejar de pensar en las dificultades que han enfrentado y darles algo que esperar".

Las conexiones que hacen con los niños deseantes y sus familias se quedarán con las hermanas para siempre. Recuerdan una carta que recibieron de una madre hace unos años. "Nos hizo tan felices y realmente nos recordó por qué hacemos lo que hacemos", dice Blanca.

Han guardado la nota como recordatorio del impacto transformador de un deseo:

"Muchas gracias por su ayuda para conceder el deseo de mi hija. Fue inolvidable y muy divertido. Muchas gracias a los encantadores voluntarios. Mi hija pasó por algo muy difícil. Tuvo un neuroblastoma en etapa cuatro y gracias a Dios todo salió bien y ahora está libre de cáncer. Su felicidad regreso después de que le concediste su deseo."

Durante la Semana Nacional del Voluntariado, Rosa y Blanca piden a otros a unirse a ellas a devolver a la caridad. "Se ha demostrado que después de que un niño tiene un deseo concedido, puede aumentar la emoción de felicidad que a la vez puede mejorar la respuesta del niño a tratamiento y salud emocional," dice Rosa. "¡Eso solo es razón suficiente para involucrarse!"

"Es una bendición poder tener un impacto tan grande en la vida de estos niños increíbles y otros deberían involucrarse para presenciarlo de primera mano," dice Blanca.

No podríamos conceder tantos deseos maravillosos que afirman la vida sin la ayuda de voluntarios dedicados como Rosa y Blanca. En particular, necesitamos voluntarios de habla hispana en toda el área de la Bahía. Obtenga más información sobre cómo puede unirse a nuestra comunidad solidaria de personas que mejoran la vida de los niños que luchan contra enfermedades críticas..

About this Blog

Check out articles and blog posts about Make-A-Wish® Greater Bay Area and how it is impacting wish kids, their families and the community.

Join the conversation

Leave a Comment
Make-A-Wish® Greater Bay Area
1333 Broadway
Suite 200
Oakland, CA 94612
(415) 982-9474